Saltear al contenido principal
915 47 21 88 | Hidro Vinisa Contacto | Empleo

Piscina desmontable en invierno, ¿qué hago con mi piscina?

piscinas desmontables en invierno
Estamos terminando la temporada de verano. Ha sido un año en el que he sacado el máximo rendimiento a mi piscina desmontable por las circunstancias especiales. ¿y ahora qué?

¿Qué podemos hacer en invierno con nuestra piscina desmontable?

Tenemos tres alternativas, aunque la tercera la desestimamos:

Opción 1: Desmontar la piscina

Aunque es un poco tedioso, tendremos que realizar todos los pasos que hicimos en primavera, pero en sentido opuesto.

Vaciar el agua: Si voy a reutilizar la masa filtrante el próximo año, debo aprovechar el vaciado para lavar abundantemente las arenas o el vidrio del filtro.

Es una pena, pero en esta opción lo peor de todo es tirar al desagüe tantísimos metros cúbicos de agua. Hay que tener en cuenta que no solo es una piscina, sino la suma de muchas. Y especialmente en España no tenemos una situación hídrica muy boyante.

Después hay que limpiar bien el linner, no está de más con echar algo de lejía con agua y dejar secar bien antes de doblarla. También hay que limpiar bien y secar los postes de sujeción para que se conserven bien para la próxima temporada.

Opción 2: Mantener el agua y la piscina montada

Nuestra recomendación es seguir depurando unas pocas horas el agua, dosificar desinfectante de forma periódica y cubrir la piscina con algún tipo de lona o cubierta que evita la caída de la hoja y en parte la luz solar.

De esta manera podremos mantener el agua con la ayuda del frio del otoño e invierno y poder reutilizar el agua a la temporada siguiente.

También evitaremos doblar el linner de forma incorrecta y que debiliten algunas zonas del mismo, que ocasione perdidas de agua al siguiente año.

Opción 3: No mantener el agua y no desmontar la piscina

Esta opción la descartamos de inicio, ya que el dejar que el agua se ponga verde, nos obligará a tener que vaciar la siguiente temporada, limpiar el linner (cosa nada fácil al no contar con un sumidero de desagüe en el fondo) y volver a llenar.
En definitiva, doble trabajo respecto a las dos opciones anteriores y ninguna ventaja.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba