Saltear al contenido principal
915 47 21 88 | Hidro Vinisa Contacto | Empleo

¿Debemos cerrar la piscina cuando llueve o hay una tormenta eléctrica?

cerrar piscina en tormenta

Muchas veces nos sorprende cuando un socorrista nos invita a salir del agua al detectar que empieza a llover en la zona donde está la piscina o se empiezan a ver rayos de tormenta en la proximidad.

Esto se debe fundamentalmente a que en los cursos de socorrismo, se les enseñan a evitar accidentes antes de que ocurra algo.

Por ejemplo no correr o hacer saltos mortales, ducharse antes del baño y, como no, salirse de la piscina cuando haya riesgo eléctrico.

Riesgo eléctrico

El riesgo eléctrico ocurre tanto en casos de tormenta eléctrica sin lluvia, como en caso de lluvia.

Hay que tener en cuenta que el cuerpo de un bañista, haciendo masa en el agua de la piscina, es un conductor perfecto para atraer rayos con gran facilidad.

Sí además el agua fuera salada, la conductividad y las posibilidades de tener un accidente grave se incrementa

Podemos pensar que la probabilidad es muy pequeña y que en el entorno tenemos pararayos y edificios altos, etc.  pero nunca podemos estar seguros del todo.

Perjudicar a terceras personas

Además si permanecemos en el agua obligamos a que el personal de socorrismo esté dentro del recinto.

Pudiéndose ver también perjudicado ante la caída de un rayo y la propagación de la electricidad a través del vallado, escaleras, etcétera.

Hay que tener en cuenta que en España, desde 1941 hasta 1979 hubo alrededor de 2.000 muertos por rayo.

El cerrar una piscina y quedarse sin baño, durante un periodo que posiblemente no lleve más de 20, 30 o 40 minutos, no debe ser motivo para jugarse la salud o incluso la vida.

Que no se convierta en un sitio peligroso

Tengamos en cuenta que la piscina no deja de ser un sitio de recreo y diversión, y no merece ser considerada un sitio de peligro si tomamos las debidas precauciones.

Si nos advierte el personal de socorrismo y nos invitan a salir del recinto de la piscina, debemos hacer caso y no empezar a preguntar qué en qué normativa parece, que en base a qué ley nos saca del agua.

Tengamos en cuenta, que ninguna normativa aparece que no se corra en la piscina, o que tomemos las precauciones para no hacer saltos mortales en los bordillos, o qué una persona que no sabe nadar se meta en la zona que cubre, o que nos protejamos del sol con cremas.

Todas ellas son simples medidas de precaución, son de sentido común y les invitamos a respetarlas por la tranquilidad de todos. Puedes leer más en este post.

 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba